viernes, 13 de febrero de 2009

The Choice of Three

Dicen que al llegar a un lugar, ellas buscan como punto de referencia el baño, y los chicos la barra. Bueno, si tomaste cerveza, seguramente vas a seguir a las chicas y dejar los puntos de referencia para despues.
Este no era el caso, además la madrugada de enero exigia algo bien frio.
Lidero el grupo haciendo zigzag entre chicas con jopos y calzas, replicas de Julian Casablancas y gente que uno siempre quiere boludear. En el camino veo a sus amigas,asique debe estar por ahi. Mejor tomar algo y despues saludar.
Fue muy obvio cuando cruzamos miradas, se hizo claro lo que pasaba y por suerte nos ahorro explicaciones.
Era ella pero no, estaba igual que siempre, pero ahora sola, y yo lo notaba.

Siempre que escucho hablar de codigos de amistad y cosas parecidas, siento como un escalofrio en la espalda. Rompí una de las maximas que impone la camaderia, soy como un ex-convicto en un acto de Blumberg.
Aunque realmente no rompi nada, mientras salían nunca movi ficha. Quiero pensar que era por respeto a nuestra amistad, o en realidad porque no me atraia en ese entonces.Mucho más factible lo segundo.
Lo que sí, desde que empezaron a salir, él mutó de amigo-hermano a un amigo más, lentamente, sin
que nos dieramos cuenta.

Mientras tomo un Gin Tonic los chicos se ríen, piensan que trato de hacerme el importante, otros que me equivoque al pedir; la verdad es que era el unico trago que reconocí en la carta de la barra.
Lo mejor es hacerme el boludo, algo pasa pero no sé bien qué es, además hay mil personas en común que van a contarle cualquiera a él.
Mejor estar en la barra y listo.-pensé.
Pero està todo muy barato, el barman me trae todo tipo de tragos raros con Gin y yo estoy feliz de la vida.
Lo que pasó es que no analizo como yo la situación, y esperó a que se me resbalaran las G para acercarse. Creo la clave esta en que Ella tomó como para darse ánimo, yo para refrenarme.

Tomar para no hacer algo, excusa muy berreta. Por suerte Ella no es cobarde.
Mantener las formas nos duró una pregunta, creo que sobre las vacaciones.
Mientras me apreta con mucha fuerza el cuello, siento esas miradas sobre mi. Me hacen sentir un hijo de puta buitre, y les doy la razón. Descubro que tal vez lo soy, y creo obtener placer siendo el malo de la pelicula.
En ese momento quería saber cuanto me iba a costar esto, porque acá era obvio quien armó el problema, y también quién lo pagaría. Despues me enteré que todos opinaban que yo le tenia ganas, y que era sólo cuestion de tiempo.

Hoy día, despues de haberse arrepentido ella, yo perder casi todos mis amigos y pensar algo muy distinto sobre la amistad resulta qe me la cruzo muy seguido en la calle. Vive en una zona por la que yo paso seguido, asi no es nada raro. No es el destino dandonos otra chance.
Tampoco es raro que siempre nos miremos a los ojos y que ella los baje y siga su camino sin saludarme. Es timida, me lo demostró con ese (cómico y) muy bien redactado mail, porque una chica egresada del Bs As siempre escribe bien. Para toscos estoy yo.

La cuestión radica en no poder decidir si valió la pena, lo que por ende me haria dar vuelta la hoja
.

Pero tengo la ilógica y esperanzadora
sensación que, al convertir lo pasado en un breve texto ficticio, lo vivido se volverá eso...el producto de una imaginacíon aburrida, en verano .

"...t's a pity
It just hit me
we can't go back
To the chest touching on the back..."

FIN

4 comentarios:

Luly Bernasconni dijo...

Noooo Tomás!! Me hiciste lagrimear...!!!

Ahora quede hecha un pollito mojado ante semejante entrada!!

Lo se, es la suceptibilidad provocada por San Valentín, lo se! jejejejj :P

Tomás Eloy dijo...

Luly: Es que hacer lagrimear a las chicas es la especialidad de la casa creo.

Repito, todo ficticio eh...

Vulgar dijo...

Aaah naaah... me mató esta historia. Quizás porque me sentí identificada. Pero vamos, a todo el mundo le ha pasado. Y te digo más: no te preguntes si valió la pena o no, si ya lo hiciste y fue lo que tenías ganas de hacer en el momento. Fuiste un poco egoísta, pero tu amigo seguro que sabía que te gustaba cuando empezaron a salir. Aprovechá la experiencia.

PD: no todos las del Bs As escriben bien. Eso solo alimenta nuestra creencia de burguesía intelectual.

Tomás Eloy dijo...

Vulgar: Tenés razon, todos vivieron algo similar alguna vez. Yo creo que este tema se merece una reflexion tipo "Nota Mental" o "10 cosas...".

Sobre los chiquitines del "Nàcio": en esa frase debía ir en bastardilla para que se note la ironia. Conocí a bastante gente de ahi, y concuerdo con vos, muy sobrevalorados. Saben muchas cosas, pero entienden pocas, lo demás es pose.