martes, 3 de noviembre de 2009

Amigos Traumados

Sin dudas a los jovenes varones, ciertas experiencias entre los 16 y los 21 años, los marcan para toda la vida. Y, a diferencia de traumas mas relacionados con la niñez, los que nos suceden siendo jovenes adolescentes(o jovenes adultos) no se borran más.
Ejemplificando; ser buen allumno a los 13 años no tiene ningun valor a futuro, lo mismo que ser victima de algun grandote de ponele, 15 años. Estas cosas son facilmente superables, pudiendo uno ser un buen repitente de 18 años o un correcto golpeador de chicos de 14 años. Estamos ante situacionesno tan traumaticas.

Ahora bien, cuando llegamos a los 16, nuestra personalidad inicia su recorrido por caminos con dificil retroceso. Situaciones variadas - peleas, insultos puntuales, goles fabulosos en torneos amateurs, novias desequilibradas, problemas hormonales, etc- generan consecuncias a largo plazo.

Aunque de este tipo de traumas tengo muchos y bastante variados, ultimamente no tengo ganas de remover mi pasado, asique prefiero servirme del patetismo ajeno.

Mi amigo " El Chino".

El Chino, en realidad no era amigo mio, sino que teniamos amigos en común, por lo que entraba en esa categoria de " amigo segundo": algo mas que conocido, pero menos que amigo.
En fin, El Chino era copado, gracioso, y no se calentaba cuando lo cargaban por su sweater natural.
Durante cierto tiempo salia seguido con mi grupo de amigos, por su laburo conseguia pass a eventos copados, y para chicos de 19 años eso era RE grosso. Todo iba bien en nuestras vidas, eventos de Fiat, tomando gratis, escuchando musica de mierda pero copada y viendo yeguas inalcanzables paradas al lado nuestro. Y todo esto, sin tener que pagar entrada. La cosa iba bien.

Pero un día, un día algo pasó. Todo empezó como una salida con unas compañeritas del CBC, turritas las chicas con mucha mas calle que nosotros. El determinado pub de Barrio Norte las encontramos, bailando muy perras y levantando miradas lascivas de estudiantes chilenos/colombianos/algosimilar.
Todo iba bien hasta que a la rubiecita culona que estaba al lado de El Chino, se le ocurrio describirnos con una frase. La chica se aprovechaba de su respingon culito para bardear libremente, asique inicio su Stand Up.

Las primeras 2 bardeadas no fueron muy interesantes; hasta que llego a mi Amigo Tomas: Lo miro de arriba a abajo y le dijo: " Vos sos un Ivan de Pineda, pero del Conurbano: tipo San Martin". A Tomás, un joven con sumos a prueba de bombas nucleares esto le chupó un huevo.
Luego me miro a mi. Pero como yo me comía a su amiga, y bardearme a mi sería cuestionar indirectamente el buen gusto de su tetona amiga, me dijo simplemente : " Vos sos un Bochito arrepentido" y rapidamente miro a El chino.
La cara del Chino hasta ese momento era de tranquilidad y satisfaccion consigo mismo. Hasta que esta chica le dijo:

ChicarubiaCulona.- : " Vos tenes mucha cara de Francisco".

El Chino -: ¿?

ChicaRubiaCulona -: Claro, tenes mucha cara de Pancho.


Yo no sé si El Chino tuvo siempre cara de pancho o no. Si era asi, nunca lo habia notado. Pero en ese momento su cara se tranformo en la definicion de cara de pancho.
Ojo, ninguno es un Capo ni nada por el estilo.

Lo que pasa es que algo sucedió en la mente del Chino, es como si alguien le hubiese revelado una terrible e incuestionable verdad. Desde ese día empezo a portarse como un Pancho; decia boludeces, se quejaba de cualquier boliche/pub/fiesta, le decía boludeces a las chicas, y luego....dejó de encarar. Y despues dejo de salir, y paso a ser un Tio a tiempo completo, todo esto en unos 5 meses.

Fue terrible. Te rri ble.

Acá lo importante es la enseñanza que esto debe dejarnos.

Que seas vivo o pancho, no importa. Lo importante es como te sentís. Y más aún, no dejar que otro modifique esa percepcion. Hay personas que piensan que la belleza o la inteligencia legitiman a su portador a decir cualquier cosa, sin medir el daño que producen.

Error: tanto para el que actúa asi, como al que permite que esa opinion lo influencie.

Creo que en el momento que una rubia logra con una frase cambiar la forma en que te ves a vos mismo, Flaco estas cagado para toda la cosecha.

Ahora me toca aplicar la lección.

3 comentarios:

Pedro dijo...

o sea... era un pancho!! :P

Tocayo de dijo...

Pedro: pero MUY eh, MUY

Luly Bernasconi dijo...

Pancho con todas las de la ley...

Igual, pobre pibe. Que directas y crueles que son algunas...