lunes, 9 de mayo de 2011

A traves del vidrio de la puerta de entrada.

Entonces decidimos(ella decidio y yo me amoldaré) vernos menos, hablar menos, fumar menos, besarnos menos.

Trato de ponerle algo de humor a la patetica charla, y le digo que en 2 meses nos vemos, que ya lo vaya agendando, asi no la llamo para recordarselo antes. Y se enoja porque es respuesta de pendejo.

Me baja a abrir y me mira mejor que nunca (o peor, si se quiere). Entre tu mirada y lo que dijiste, hay un mar de besos y charlas. ¿El beso es un hasta luego, no un adiós?.-

A traves del vidrio de la puerta de entrada, te me quedas mirando y mordiendote el labio. Y no siento el filo, sino el puño presionandome el pecho.

Y esta bien, porque es la Logica de la Despedida.

4 comentarios:

Lola dijo...

Mmm ese "menos" me suena mal. Me suena "cuando yo quiera". Me suena a dolor para vos. Me recuerda que hay grises que no pegan con nada.

Eloy dijo...

Lola: todo lo que dijiste es la conclusion perfecta, a la que vivo escapando.

Igual me gusta ponerle melodrama al tema, tengo una Corin Tellado en mi mente.

Lola dijo...

Mi madre si me pidió algo en la adolescencia fue que por favor no leyera a esa autora.. según ella le cago la vida a toda una generación. Entonces leí a Marquez y después de Cien años de soledad quede así.

Eloy dijo...

Claro, es cagarte la vida pero con mejores cosas. Un Vat-69 o un JW etiqueta azul. El boludo de El codigo da vinci, o Hemingway Bukowsky.

Tellado igual es re graciosa, bien kitch, pero sin querer.